¿Cómo nos influye el agua?

Es bien conocido por todos que nuestro cuerpo está formado en su mayor parte por agua, aproximadamente un 75% de nuestro cuerpo es agua. De ahí la importancia del agua que tomamos y de mantener los niveles adecuados de la misma en nuestro cuerpo.


Además de este aspecto debemos tener en cuenta que el agua tiene memoria y puede guardar mucha información. Al tomar el agua estamos tomando también la información o memorias que están en esta agua. Pero como es eso de la memoria? Qué información? Algunos de vosotros conoceréis el trabajo del doctor Masaru Emoto (1943- 2014) que dió a conocer en su libro Mensajes del agua en donde nos mostraba cómo al colocar recipientes con agua destilada con diferentes mensajes al fotografiar los cristales congelados del agua sus moléculas adquirían diferentes formas.


Todo esto nos lleva a pensar que podemos ayudarnos energéticamente, cuidando el agua que tomamos. Para lo cual os incluyo algunas recomendaciones a continuación:


  1. No tomar el agua directamente del grifo. En su recorrido por las tuberías el agua pasa por diferentes sitios que no podemos controlar ni determinar, por lo que su carga energética podría no ser recomendable para nuestra salud. Aparte de eso la velocidad que adquiere en su viaje también le afecta a sus moléculas. Por tanto lo ideal es dejar reposar el agua para que sus moléculas se "recompongan" de alguna manera y además darle oportunidad a que su sabor mejore al evaporarse el cloro que en algunos sitios le agregan para purificarla. Lo ideal es tener una jarra o botella de agua que rellenaremos por la noche y será de la que tomaremos el agua al otro día.

  2. Colocar mensajes en nuestra botella o jarra del agua. Apliquemos los experimentos del doctor Emoto. Prueba colocar palabras como Amor, alegría, salud, paz, Gracias (la más importante) en tu botella del agua. Esta hermosa energía amorosa irá cargando tu agua y cambiando su energía para después transmitirla a tu cuerpo.

  3. Aprovecha la energía de los minerales. Mete en tu botella de agua un canto rodado previamente limpio tanto física(agua y jabón) como energéticamente (previamente sumergirlo en agua con sal marina). El agua se cargará con la maravillosa energía del mineral y será muy beneficioso para ti. El principal mineral a usar es el cuarzo blanco o cristal de roca, pero puedes agregar cualquier otro que sientas o te vibre en cualquier momento y que sientas que te pueda ayudar para ese momento. Por ejemplo, cuarzo rosa para autoestima, amatista para la ansiedad y dormir mejor, cuarzo verde para la salud, etc.

  4. Agua Solar. Esta es una técnica del ho´oponopono, que recomienda colocar el agua en una botella de color azul y tapa de corcho. Ponerla al sol durante al menos una hora al día y luego si consumirla. El agua se nutre con la maravillosa energía del sol, dador de vida, llenándola de buenas vibraciones.

  5. Aplicar energía Reiki. Si estás iniciado en Reiki, aprovecha esta hermosa y amorosa energía para cargar el agua que tomas. Al aplicar Reiki al agua que tomas no solamente ayudas a neutralizar cualquier memoria o carga negativa que pueda tener sino que además estás llenando esta agua de energía pura de amor incondicional. Coloca unos pocos minutos tus manos a la botella llena de agua conectado a Reiki y deja que la energía haga su trabajo.

  6. Usa geometría sagrada. En este caso podemos aprovechar símbolos maravillosos que transmiten energía muy especial como la flor de la vida, el merkaba o el cubo de metatrón. Puedes ponerlo cerca de tu botella, debajo de ella ó también una pegatina en tu botella.

  7. Cuida tu agua. Bien, así como es importante cuidar el agua antes de tomarla, una vez en nuestro cuerpo hay que seguir cuidándola. Así como lo expresa el vídeo cada palabra o pensamiento que tenemos afecta a nuestro cuerpo, al agua contenida en el y a cada una de nuestras células, así que es importante que vigilemos las palabras o sentimientos que nos dedicamos a diario. Expresiones como "que tont@ soy", "no valgo" deberíamos cambiarlas por expresiones como "merezco todo lo mejor" "me amo" "soy luz y amor" "soy paz".

  8. Por último. Como es adentro es afuera. Así que no solamente debemos cuidar el agua que tomamos sino también la de todo el planeta. Es un recurso no renovable, por tanto el agua pura cada día es más escasa. Debemos tratar de recuperar las fuentes de agua potable, sembrar árboles, evitar dejar basura en la naturaleza, reciclar, cerrar el grifo, evitar tirar por el desagüe sustancias contaminantes como el aceite quemado, en fin, dar un uso responsable al agua cuidándola como el regalo de vida que es.

Espero puedas aplicar alguno de estos consejos y que puedas percibir el cambio en tu vida cuando lo hagas. El agua es sinónimo de vida, de la vida que queremos. Así debemos tratar nuestra agua, la de casa y la de todo el planeta, llenándola de la energía que queremos tener y compartir. Y recuerda sólo cambiando nosotros podremos cambiar el mundo.


Om mani padme hum.



64 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo