Maneras de subir tu vibración

Escuchamos hablar con frecuencia de la vibración y lo importante que es tener nuestra vibración alta. Pero, que significa vibrar alto? Significa que tu energía fluye con la fuente del Universo, que te sientes más vital, más feliz y puedes lograr tus sueños y afrontar las situaciones de la vida desde otro prisma que te permite solucionar cualquier situación con menos estrés y desde una perspectiva diferente.


Nikola Tesla decía "Si quieres entender el Universo piensa en términos de energía, frecuencia y vibración". Y es así, todo en el universo es energía vibrando a diferente frecuencia, cada pensamiento, cada emoción, cada objeto posee una carga energética y depende de cómo sea esta carga así será su influencia en nuestra vida.


Conclusión, si queremos lograr la vida que soñamos es importante cuidar nuestra vibración y llenarnos de energía positiva y así lograr también el cambio que queremos ver en el mundo, ya que éste cambio siempre debe empezar por nosotros mismos. Para ello, te dejo a continuación algunas recomendaciones que te ayudarán a vibrar cada vez más alto:


  1. Cuida tu cuerpo: Empezamos por lo obvio, nuestro cuerpo es nuestro vehículo y no podemos emprender un viaje con el vehículo en mal estado. Por tanto debemos partir de una buena alimentación, con muchas frutas, verduras y en general comida saludable. Garantizarnos siempre el descanso adecuado y practicar algún ejercicio físico que nos mantenga el tono muscular y la vitalidad.

  2. Tomar el Sol: Últimamente se hace mucha mala publicidad a nuestro astro rey y se promueve mucho que los rayos solares pueden ser perjudiciales. Pero no debemos olvidar que es fuente de vida en el planeta, sin su presencia no duraríamos mucho por aquí. Es fuente de vitamina D, esencial para nuestra salud y nuestro estado de ánimo, así que es imprescindible que nos garanticemos una dosis diaria de luz solar y conectar con su magnífica energía.

  3. Estar en contacto con la naturaleza: Periódicamente debemos garantizarnos salir de la ciudad y visitar algún entorno natural que nos permita transmutar nuestra energía, liberarnos de las cargas electromagnéticas y poder respirar aire puro, ya sea montaña o playa. Todos sabemos lo bien que sienta estar en contacto con la naturaleza y poder caminar por un bosque o paraje natural. Nos recarga de energía instantáneamente y mejorar nuestro estado de ánimo. Por cierto, no olvides pedir permiso antes de abrazar a un árbol, es un ser vivo y debemos respetar su energía.

  4. Meditación, Reiki, Yoga, Ho´oponopono: Con diez minutos dedicados a la meditación diariamente estaremos conectando con nuestra esencia, lograremos llenar de paz nuestro interior y redundará en grandes beneficios para nuestra vida. En internet puedes encontrar muchas meditaciones guiadas que te ayudarán en esto si no tienes experiencia. También te pueden ayudar otras prácticas espirituales como el Reiki, el Yoga, etc. Lo importante es que dediques unos minutos diarios a conectar con tu Yo superior, tu parte más espiritual.

  5. Cuidar la energía de nuestro hogar: Tanto nuestro interior como el exterior es importante, si nos rodeamos de un ambiente con una energía alta y positiva, será más fácil mantener nuestra vibración también alta. Para ello podemos tener en casa plantas naturales, colocar inciensos, objetos que nos gusten y nos traigan buenos recuerdos, escuchar música positiva que nos suba el ánimo, mantener nuestra casa ordenada y agradable, colocar cristales y lámparas de sal, ventilar adecuadamente, deshacerte de todo aquello que no te guste o no te haga feliz. En este aspecto el Feng Shui te puede aportar muchas herramientas para que la energía te apoye y fluya en armonía en tu hogar.

  6. Rodéate de personas y ambientes positivos: Ya sabemos que la queja no nos lleva a nada y que ciertos ambientes pueden estar cargados de energía no muy grata que nos hacen sentir cansados y de mal humor cuando los dejamos. Tanto este tipo de personas tóxicas como ambientes dañinos deben ser evitados en lo posible. Si no nos queda más remedio que ir aun lugar así, aprovechar cualquier técnica de protección energética que conozcamos para protegernos y luego limpiar nuestra aura al salir de este ambiente.

  7. Practica alguna actividad que te haga sentir pletórico y feliz: Todos nos divertimos de alguna manera, algo que desde niños nos hace reír y sentirnos felices, ya sean manualidades, pintar, bailar, leer, escribir, tomar fotografías, nadar o cualquier otro deporte. Dedica tiempo a ello, eso te dará un plus de energía y te pondrá de buen humos.

  8. Evitar estar todo el tiempo pendiente de cómo va el mundo: Sabemos que los telediarios siempre están cargados de noticias negativas y de situaciones que nos bajan el ánimo y por tanto nuestra vibración. Por tanto el tiempo dedicado a estas actividades debe ser el imprescindible. Si nuestra vibración es alta, por muy mal que lo pinten los medios, el impacto en nuestra realidad será menor si nuestra vibración es alta. Es importante mencionar en este punto, que otro tipo de programas de televisión tampoco son buenos para nuestra vibración, tales como realitys y demás programas que refuercen las emociones discordantes y negativas.

  9. Cuidar nuestros pensamientos y emociones: Ya lo hemos dicho antes, cada pensamiento es una forma de energía, por tanto es importante que vigilemos constantemente las ideas que cruzan por nuestra cabeza y tratar de evitar caer en pensamientos negativos y preocuparnos demasiado por el futuro y lo que pasará o no pasará. Es una tarea constante que no podemos descuidar. Recuerda: la energía vibra... y según vibres eso atraes. Es decir si estás pensando siempre en negativo qué clase de energía crees que vendrá hacia ti?

  10. Evitar el alcohol, tabaco y sustancias nocivas: Está más que demostrado el efecto que estas sustancias causan a nivel físico. Pero a nivel energético el daño es tan fuerte como en el plano físico o más. Nos bajan la vibración y crean brechas en nuestra aura que nos hacen vulnerables a los ataques energéticos. No quiere decir que de vez en cuando no podamos tomar una copa de vino o compartir una caña con los amigos, pero hacerlo siempre con mucha moderación y conscientes de las consecuencias que puede llegar a tener.

  11. Sana tus emociones: Todos hemos vivido alguna vez situaciones dolorosas o experiencias que han dejado alguna huella emocional en nuestra vida. Es importante que aprendamos a sanar estas emociones y a dejarlas ir de tal manera que podamos garantizar nuestra salud emocional. El pasado ya no lo podemos cambiar y el perdón es un regalo a nosotros mismos porque es como una pesada carga que nos quitamos de encima y que no nos permite avanzar. Algunas de estas experiencias son difíciles de superar por nosotros mismos, por lo que podemos recurrir a la ayuda de un terapeuta calificado para tal fin.

  12. Regálate tiempo para ti mismo: Muchas veces anteponemos a los demás antes que nuestro propio bienestar y no dejamos tiempo en nuestro diario vivir para cuidar nuestra salud y nuestra vibración. Flaco favor hacemos a nuestros seres queridos, porque si nosotros vibramos alto, así le ayudaremos a ellos a vibrar alto también y la energía que compartiremos será energía pura, sana y de calidad. A que no les prepararías un alimento en mal estado? Pues lo mismo pasa con tu energía. Por tanto analiza el tiempo que dedicas a tus actividades diarias y sé consciente de la importancia de practicar alguno de estos tips y dedicarte tiempo a ti y a los tuyos.


Espero estos pequeños consejos, te puedan ayudar a una vida más feliz, más pletórica y llena de energía positiva que te ayude a conseguir tus sueños y la vida que deseas. Es importante preguntarnos cada día cómo estamos vibrando hoy y así poder darnos algún plus de positividad que nos permita estar siempre lo mejor posible, cuidar nuestros pensamientos, como alimentamos nuestra vida y nunca, nunca dejar de soñar y creer que todo es posible.


Om mani padme Hum


#vibracionenergetica

#salud

#energiapositiva

#felicidad



121 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo