Una carta para ti, una carta para mi

Querida amiga, querida hermana, querida madre, queridísima alma mía…

te escribo esta carta con la esperanza de que la puedas leer antes de mi llegada.

Y querido yo… como decirte ¡basta ya! sin ofenderte.

Relaja cada poro de esa maravillosa piel que recubre todo tu cuerpo.

Respira, inspira, exhala, inhala, fluye, no actúes, simplemente deja todo y que ese todo comience a colocarse.

No necesitas nada de lo que crees necesitar, y lo que realmente necesitas, todavía no lo sabes.

Nada es tan importante como para quitarte la sonrisa, nada se ha creado para hacerte infeliz, no existe la mala suerte ni las malas personas.

No hay un mundo corrupto, ni un caos en el universo. No hay oscuridades acechando, ni castigos que merezcamos.

Nada de eso es real.

Es todo un simple sueño, un sueño que elegiste vivir.

Lo diseñaste, dibujaste y planificaste como la arcilla el alfarero… pero se te olvidó y en ese olvido te incluiste alejándote de mí cada segundo.


Querida amiga, quiero que sientas como respira cada célula de tu cuerpo, que sientas como huelen las mañanas, como la inmensidad del universo y tu sois uno, que no hay distancia.

Corre, sueña, ríe, canta, baila, haz todo lo que desees, todo lo que te hacer sentir inmensamente feliz y hermosa.

Olvídate del mundo, camina orgullosa de ser quién eres, de sentirte tú, y solo tú, ÚNICA.

Permítete sentirte a veces triste, a veces fuerte o débil, a veces pequeña o grande, a veces sabia o a veces insegura… qué más da.

Somos tan inmensos, que apenas podemos vernos.

Querida amiga, hermana o madre… no tengas miedo, no pasa nada, en realidad nunca pasa nada.

Todo es perfecto, todo es tal y como tiene que ser.

AQUÍ y AHORA decide como quieres vivir, sentir y amar.

No le debes nada a nadie porque sólo eres responsable de tu propia vida, el resto no te corresponde.

Pienso en ti cada segundo, por eso es el motivo de mi carta…quería ayudarte a recordar antes de mi llegada.

Deseo de todo corazón que aproveches cada segundo que te queda, para que cuando podamos reencontrarnos me reconozcas aún con los ojos cerrados.


Mientras llego, simplemente AMA.


Autora: Monfragüe Serrano Fabián



Imagen de Free-Photos en Pixabay

93 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo