OM NAMO BHAGAVATE VASUDEVAYA



MANTRA DE LA LIBERACIÓN:

Se le llama también el mantra de las 12 sílabas, Mukti o Moksha mantra. Dedicado a Vishnu, dios de la protección suprema. Según la tradición, Vishnu se encarna en la tierra bajo la forma del señor Krishna para favorecer la armonía y la paz entre los hombres.


Su significado palabra por palabra es el siguiente:


  • OM: Sonido primordial que contiene la esencia misma del Universo o Divinidad Suprema que existe en todas las cosas.

  • NAMO: saludo, traducido también como “inclinarse” o “rendir Homenaje”

  • BHAGAVATE: Dios o alguien que se considera igualmente poderoso y misericordioso.

  • VASUDEVAYA: otro nombre de Krishna (hijo de Vasudeva) y se refiere al aspecto individual de Dios que mora dentro de nosotros. También traducido como “El que habita en el interior”


Su traducción puede ser:


“Saludo al morador omnipresente, omnipotente, inmortal y divino que vive en mi interior”


“Me inclino ante la luz divina interior”.


Se dice que repetir este mantra nos libera del karma y por tanto del ciclo de reencarnaciones o Samsara.


Es un mantra para el crecimiento personal y espiritual (debe ser por eso que me gusta tanto), ya que al repetirlo vamos liberando nuestra mente de patrones negativos y bloqueos que no permiten que nuestra esencia salga a la luz.


Nos ayuda a entender que somos una manifestación de la Divinidad en la Tierra, por lo que poco a poco vamos conectando con nuestro Ser Interior y por tanto se va manifestando nuestra verdadera esencia.


Es así como nos vamos liberando de apegos y de maya, la ilusión. Nuestra mente se va quedando tranquila y nos llenamos de mucha paz y armonía.


Al ir subiendo nuestra vibración con la liberación que se produce, nos rodeamos de una energía pacífica y poderosa que nos protege de cualquier negatividad que haya alrededor y que además va deshaciendo cualquier obstáculo que exista en nuestra vida.


Si en algún momento sientes que no conectas, que tu energía decae o que las cosas van mal, déjate llenar por la suave vibración de este mantra.


Al cantarlo mientras visualizas el color turquesa ayudas a desbloquear tu chakra garganta y estimular tu creatividad, lo que te permitirá expresar toda la belleza que hay en tu Ser.


Lo puedes repetir en meditación, 108 veces, ayudándote de japa mala o rosario budista de 108 cuentas. Otra forma de meditar con él, mucho más sencilla es sentarte en posición de meditación, realizar unas cuantas respiraciones para aquietar y centrar tu energía y escuchar el mantra, dejando que su energía te llene de paz y armonía, centrando tu energía en la respiración y el sonido del mantra.


También puedes acompañar tus tareas diarias escuchándolo mientras las realizas, calmando así tus pensamientos y llenando tu atmósfera de su hermosa energía.


Si te gusta este mantra, puedes encontrarlo en “Mantras for Precarious Times” y en «21 días viaje de meditación mantra con Deva Premal y Miten». Te acompaño este artículo del vídeo, para que lo guardes y lo escuches cuando quieras.


Autora: Pilar Cañavera



10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo