top of page

La Rosa de Jericó y sus propiedades


Es una planta sagrada llamada también la Flor de la Resurrección, llamada así por su capacidad de sobrevivir a las condiciones de clima más extremas. Contrario a lo que podamos pensar esta planta no es originaria de Jericó, tomó este nombre porque es en esta ciudad el punto donde más comúnmente la comercializaban en la antigüedad.


Es una planta muy resistente. Cuando está seca sus ramas y raíces se contraen y hasta tener una forma casi esférica, cuando se vuelve a humedecer, porque llueva o la sumerjamos en agua, vuelven a abrirse sus hojas y a renacer tomando su color verde particular.


Conocida por sus propiedades mágicas ha sido usada desde la antigüedad por diferentes culturas, asociada por diferentes religiones a la resurrección, a la protección y a la buena suerte. Cuenta la leyenda que cuando el Mesías murió en la cruz, todas las rosas de Jericó también murieron, pero que al resucitar al tercer día, todas ellas volvieron a la vida.


Es conocida en todo el mundo por sus propiedades para:


  • Atraer la salud y la vitalidad,

  • Otorgar prosperidad a los negocios,

  • Absorber y transformar la energía negativa de cualquier espacio,

  • Ayudar a atraer la armonía familiar y paz a los hogares,

  • Bendecir y proteger las casas,

  • Ayudar a conseguir un buen trabajo

  • Para conseguir más dinero (para esto se le colocan 5 moneda