Reiki para el siglo XXI



Los tiempos de cambios que vivimos nos plantean nuevos retos y desafíos, por lo que en ciertos momentos queremos recurrir a a cosas nuevas que nos puedan ayudar a solventar estas nuevas energías. El campo de las terapias alternativas no se queda atrás y surgen cada día nuevas terapias y nuevas formas de ayudar a sanar a nivel físico, mental y espiritual.


Hay algunas muy interesantes como novedad, otras siguen tomando como base conocimientos ancestrales que por muy antiguos que sean siguen siendo vigentes, y tenemos el Reiki que al trabajar con la energía del vacío o Wu Chi, la energía primordial que da vida a todo lo que existe siempre será una gran herramienta para el crecimiento personal y espiritual.


Creo que el Reiki abre las puertas a entender el mundo de la energía. Te ayuda a ser consciente de tu campo energético y el de otras personas y te enseña a desarrollar tu sensibilidad en este sentido, ayudándote a aumentar tu vitalidad. Te permite ser consciente también de lugares y cosas que no son buenas para tí y tu familia y de cómo te afectan a nivel energético. Cosas que a lo mejor antes pasaban desapercibidas ahora las ves de otra manera.


Su riqueza radica en que te permite combinarlo con cualquier otra terapia y ésta se verá potenciada. Es el caso por ejemplo de todo tipo de masajes, las flores de bach, la cristaloterapia, etc. Si al dar un masaje te conectas antes a la energía Reiki, no solamente terminarás menos cansado, sino que también la persona que ha recibido el masaje estará aún más relajada y con mejor energía que si lo hicieras sin energía Reiki. Igualmente sucede por ejemplo con las flores de Bach, si una vez preparadas le das energía Reiki, esto potenciará su efecto y durabilidad.


Así podría seguir enumerando muchas terapias más, pero creo que la idea está clara. También aplica si no eres terapeuta, puedes utilizar Reiki para dar un plus de energía a tu vida y a tus proyectos. Conseguir un nuevo trabajo, limpiar la energía de tu casa, aumentar la energía de tus alimentos, ayudar a sanar tus plantas, etc.


El error de las personas con Reiki es que la mayoría de la gente lo define como una terapia de "Imposición de manos". Es cierto que las manos serán una herramienta importante para aplicar Reiki, pero no la única, ya que con la mirada o la sola presencia cuando se tiene integrado Reiki ya puede marcar la diferencia.


¿Y como se logra tener integrado Reiki? Pues muy fácil, practicando y trabajando sobre ti mismo cada día para integrar su energía en ti y subir tu vibración.


La idea es dejar de mirar Reiki como una terapia. Ir más allá del autotratamiento o el tratamiento a otras personas. Se trata de integrar en nuestra vida diaria la filosofía Reiki que es una filosofía de Amor Universal y mejoramiento continuo; realizar otras prácticas además de las mencionadas que nos ayuden cada día a ir integrando esta energía en nosotros, lo que hará que vayamos deshaciendo bloqueos y subiendo nuestra vibración. Es una forma de vida que nace desde el corazón, allí se integra y desde allí sale por nuestras manos, nuestra mirada y cada poro de nuestra piel.


Lo considero una herramienta de crecimiento personal, porque también te ayuda a ver el mundo de otra manera, a afrontar los problemas desde otro ángulo y si trabajas sobre ti mismo a diario, poco a poco irás viendo el cambio en tu vida.


Es mucho más que una terapia y creo que junto con la meditación, si lo aprendiéramos todos correctamente el mundo sería diferente. Pero aprenderla no con la idea de ser terapeutas, sino con la idea de tener una herramienta que nos ayude a tener una vida más plena, consciente, con los pies en la tierra pero llena de espiritualidad, siendo nosotros mismos, mejorando cada día y viviendo de acuerdo a nuestro sentir, lo que tarde o temprano redundará en nuestra felicidad y la de nuestros seres queridos.


Om mani Padme Hum


Autora: Pilar Cañavera

Maestra Reiki Usui Tibetano y Tradicional Japonés





21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo